Introducción

Estoy emocionado porque de lejos puedo seguir siendo parte del Krug. En este mundo híper conectado en el que vivimos, las ventajas me conmueven más que las desventajas. De ahora en adelante escribiré algo dirigido a los krugers, al menos una vez al mes.

El destino ha querido que el bar que vimos nacer mi hermano y yo ahora esté muy lejos de mí y eso me hace pensar en ALIEN COVENANT.

A veces me suele ocurrir que cuando hablo de mi aprecio por ciertas películas, es difícil encontrar la comprensión de los entendidos en cine. Obviamente no me pasa esto cuando hablo de películas dirigidas por Tarantino o Nolan. Pasa cuando hablo de películas como Top-Gun o sagas como ALIEN pero mi sentimiento en este momento tanto como la ocasión hace que la mesa sobre la que ponga mis argumentos tenga que ser la última película de la saga de ALIEN.

Me encanta cómo comienza con la insolencia de la creación ante su creador. Al poner en claro David que él no iba a morir mientras su creador sí me pregunto por qué su creador no vió esto como una oportunidad de apuntar la calidad de creador que él mismo era. A diferencia de nuestro creador, los hombres somos seres que queremos crear cosas eternas y que sufrimos si no podemos hacer inmortales las cosas que amamos.

David es una muy buena caracterización de la más alta aspiración humana de creación y sus acciones son las más comprensibles tomando en cuenta su punto de vista.

Cuando uno hace un bar, de pronto se viene a dar cuenta de que uno no es más que un órgano de esa creación. Un órgano que puede incluso ser amputado si así se requiere para la continuación de la vida de ese bar. Amputado con todo el gusto de poder seguir viendo vivir a ese bar. Cuando uno hace un bar, de pronto se viene a dar cuenta de que el papel que uno representa en ese bar es tan valioso como el papel de la persona que llega a visitar ese bar. El bar se convierte rápidamente en un ser comunal en el que cada parte determina su importancia en relación a su compromiso con el bar. Sí, continuamos teniendo nuestras prioridades particulares pero una muy alta en la lista es el Krug. Continuamos viviendo nuestras vidas pero seguimos siendo krugers y trabajando por ello.

David amputó a su creador pero se dió cuenta de la importancia de la comunidad para seguir siendo él porque él no es sólo él sino la comunidad que está a su alrededor. Su vida tiene sentido y puede ser inmortal siempre y cuando haya una comunidad a la que se deba.

Espero sus comentarios, saludos, suerte y salud.

Santo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES